¿Aprender inglés es difícil?

Posted By : clasesingles

¿Aprender inglés es difícil? – La simplicidad del inglés

Que el inglés es una lengua difícil de aprender es una idea establecida socialmente aceptada.

No obstante, si analizamos algunos detalles de la lengua comparando el español con el inglés, veremos que estamos algo equivocados. En primer lugar, partimos de la base de que el español es una lengua con una flexión verbal muy rica. ¿Qué quiere decir esto?. Para explicarlo de forma muy sencilla, diremos que las terminaciones de los verbos del español son diferentes según la persona y el número que impliquen. Detalle que no encontramos en el inglés. Para entenderlo mejor, si en español decimos “juego” sabemos, gracias a la terminación del verbo, que se trata de la primera persona del singular. Lo mismo que si decimos “jugamos”, solo con la terminación queda claro que nos referimos a la primera persona del plural, a un “nosotros”. En cambio, en inglés todo es mucho más simple: si hablamos, por ejemplo, en presente, solo tendremos que añadir una -s al final del verbo cuando hablemos de la tercera persona. El resto todo queda exactamente igual.

Ejemplos:

I play, You play, She plays, He plays, We play, You play, They play. ¿Fácil, no? Pues todavía es más sencillo si conjugamos en pasado: I played, You played, She played…; o en futuro I will play, You will play, She will play… ¿Quién tiene que memorizar más? ¿Un español que quiere aprender inglés o un inglés que aprende los verbos en español? La persona hispanohablante lo tiene más sencillo. Así pues…primer punto a favor de la simplicidad de aprender inglés.

Hilando con el tema de las terminaciones que acabamos de explicar, otro concepto es que el inglés es una lengua no pro-drop. Esto quiere decir que la gramática de esta lengua no permite la omisión del sujeto ya que sin éste no sabríamos a la persona que nos referimos. Lo podemos ver con algunos ejemplos:

I PLAY FOOTBALL vs Yo juego al fútbol/ Juego al fútbol

YOU PLAY FOOTBAL vs Tú juegas al fútbol/ Juegas al fútbol

Si a los ejemplos en inglés les quitamos el sujeto (I, You) no queda claro quién es la persona que realiza la acción del verbo. ¿Qué diferencia hay entre I play footbal y You play footbal? Pues, sin el sujeto, ninguna. Sin el sujeto no sabemos quién realiza la acción). Por su lado, el español permite al hablante prescindir del sujeto puesto que la terminación del verbo ya nos da la información necesaria (Yo juego al fútbol/ Yo juego al fútbol). Entonces, entendemos que el español es una lengua pro-drop. Nos da la libertad de elegir si queremos añadir el sujeto a la oración o no.

Por lo tanto, en las lenguas pro-drop, como el español, el orden de las palabras de una oración es más libre. Cuando aprendemos inglés usamos un orden estipulado que no podemos saltarnos SUJETO – VERBO – COMPLEMENTO. La posición de la palabra es la que determina qué elemento es sujeto u objeto y no la flexión verbal. Mientras que en español oraciones como “Paseaban, alegremente, las ovejas” o “Estudiaban, duramente, los alumnos” son correctas, en inglés estas estructuras serían erróneas.

Traducción:

Imagina que el inglés y el español están representados como dos armarios de ropa. El armario español tiene todas las piezas de ropa ordenadas, pero dentro del orden hay una mezcla. Las camisetas están en el mismo compartimento que las camisas, los pantalones tejanos mezclados con los de chándal, algún jersey de invierno está guardado con los pijamas…vaya, hay una especie de orden dentro del aparente desorden. En cambio, el armario inglés tiene un orden impecable, nada más abrir la puerta vemos como todo cuadra a la perfección. En el primer compartimento solo hay camisas de vestir, en el segundo compartimento solo hay ropa deportiva, en el tercer compartimento solo hay complementos… todo está en su sitio y el orden es totalmente inalterable. Repetimos la pregunta que hemos hecho anteriormente: ¿para quién va a ser más fácil encontrar las “piezas” (palabras) para crear un “conjunto” (oración), para el inglés que se encuentra con varias estructuras que pueden ser correctas independientemente del orden en que se presenten o para el español que se encuentra con una única estructura válida? La respuesta está clara.

Conclusión:

Una vez te aprendas las pautas en inglés, verás que todo se resume en ir repitiendo lo mismo reiteradamente: sujeto-verbo-complementos, sujeto-verbo-complementos, sujeto-verbo-complementos (quédate con estas palabras como si fuesen el estribillo de tu canción favorita). Ahora que has notado algunas diferencias en cuanto al aprendizaje del inglés en comparación con el español, no hay excusa para quedarte en tu zona de confort y continuar con la idea de que el inglés es difícil. Si has podido asimilar la gramática del español de forma natural, no cabe duda de que podrás hacer lo mismo con la inglesa.

By Sara GM

clases de inglés Vilanova – Academia de inglés Vilanova